Archivo de la categoría: Living Dublin

El legado del 15M

Hoy se cumplen cinco años del ya mítico 15M. Comenzó siendo un día como cualquiera otro, para pasar a ser un de los días que han marcado la historia de este país.

No debe ser hoy un día de celebraciones o de efemérides, sino un día de reivindicación y de lucha. Dado que casi nada de lo que allí se demandaba se ha alcanzado aún.

Recuerdo perfectamente, como los acontecimientos se desencadenaban a toda velocidad a golpe de Tweet. Como los mass media autóctonos decidieron obviarlo durante los primeros días, mientras medios de todo el mundo asombrados,comenzaban a hacerse eco de la #SpanishRevolution Recuerdo como nuestra prensa y sus tertulianos primero ridiculizaban en un principio el fenómeno, para finalmente atacarlo.  “perroflautas”, “antisistema”. En realidad no entendían nada y siguen sin entenderlo.

No entendieron que aquello significaba una auténtica revolución pacífica que dió la vuelta al mundo, y que en buena parte es responsable de movimientos como Occupy Wall Street, y el actual “mayo francés” Nuit debout. No entendieron que la gente estaba harta de unas élites y unos políticos cleptómanos que no les representaban. “Que no, que no, que no nos representan”. No entendieron que aquellas reclamaciones no tenían nada de utópicas y si mucho de sentido común y de ético.

El 15M supuso mi renacer al activismo político y una segunda juventud de ilusión y de ganas de luchar por mi país. Fue para mi una escuela de democracia real y el principio de un camino en el que he ido encontrando a otros compañeros de viaje con los que compartir momentos de trabajo y lucha. Participé todo lo que mis obligaciones laborales y de padre me permitieron. Pero durante días desplazándome desde La Muela hasta la Plaza del Pilar de Zaragoza a participar en los apasionantes debates que se abrían, Incluso recuerdo los fines de semana, paseando con mi familia y tomando contacto con todos aquellos jóvenes que allí acampaban y que tanto nos estaban enseñando de política con mayúsculas. Entonces comprendí que un país con esta juventud, tiene un futuro impresionante.

Recuerdo que Cayo Lara trató de acercarse a este movimiento. No voy a entrar a valorar si lo hizo por interés partidista o simplemente por sentido común. Pero si recuerdo que allí estaba un joven Alberto Garzón, que por aquel entonces no era nadie en IU. Un tal Miguel Urbán y un desconocido Pablo Iglesias, al que luego seguí en su programa La Tuerka de Tele K y en Territorio Apache de Hispan TV.

También recuerdo una manifestación en la que un buen amigo común me presentó a Pablo Echenique, que por aquel entonces era un Científico autodenominado retrón, que escribía en un blog con gran dosis de ironía, cosas como “Ser retrón es una putada, pero si no tienes pasta es mucho mayor”

Poco a poco pareciera que la explosión y el empuje de los primeros días, las primeras semanas iba remitiendo. Se acuñó aquello de “Vamos despacio porque vamos lejos”. Y el debate se fue trasladando a espacios menores y más descentralizados. Aparecieron las “plazas” de barrio, de pueblo. Ágoras donde intercambiar ideas y opiniones con nuestros vecinos. Pasados ya unos meses parecía que aquello se desvanecía y que no había servido de gran cosa. Parecía que el régimen había ganado.

Pero en realidad el 15M había sembrado la semilla. En realidad el 15M vino para quedarse y nos dejó un gran legado:

  • Para empezar, nos despertó a un gran número de ciudadanos al activismo político descubriendo la verdadera belleza de la política de verdad. Que a partir de entonces ya no nos conformaríamos con una pseudo democracia de perfil bajo. Nos abrió a conceptos como Democracia radical, Democracia líquida, etc. Y que “o la política la haces tú, o vienen y te la hacen”.
  • Nos trajo la cultura de plaza, del debate respetuoso, del consenso, etc.
  • Nos dejó un decálogo de demandas, que a día de hoy siguen sin cumplirse:
    1. Cambio en la Ley electoral.
    2. Vivienda: Dación en pago.
    3. Sanidad pública, gratuita y universal y refuerzo de una educación pública y laica.
    4. Reforma fiscal.
    5. Eliminación de los privilegios de la clase política.
    6. Verdadera protección de las condiciones laborales.
    7. Listas libres de imputados, transparencia de las cuentas y financiación de los partidos.
    8. Desvinculación entre Iglesia y Estado.
    9. Cierre de las nucleares y promoción de las renovables.
    10. Recuperación de las empresas públicas privatizadas

“Si no os gusta el sistema, cread un partido y presentaos a las elecciones”.

Pues bien, en enero de 2014 se inició la andadura de Podemos, que a mi modo de ver bebía mucho de las fuentes del 15M. Movimiento asambleario que recuperó una vez más las plazas para el debate.

Llegaron las elecciones europeas y cinco de los nuestros, de esos que habían estado en las plazas del 15M se colaron en el sistema y fueron al Parlamento Europeo.

Luego vinieron las elecciones andaluzas y luego las autonómicas. Y de nuevo nuestros compañeros de ágora, se colaron en las instituciones. El caballo de Troya ya estaba dentro para quedarse.

En las autonómicas de 2015, se acudió con Candidaturas de Unidad Popular con diferentes denominaciones, Ganemos.., Ganar.., Ahora.. pero todas ellas tenían en común  mujeres y hombres salidos de las plazas. Se ganó en Madrid, Zaragoza, Barcelona, Cadiz, Santiago, A Coruña, Valladolid, etc.  Y finalmente, pudimos escuchar en numerosos plenos de investidura aquello de “¡Que si, que si, que si nos representan!”

No digo con esto que Podemos, IU, Equo, las Mareas y las Candidaturas municipalistas de unidad popular sean el 15M. No, no los son. Pero salvo IU, el resto proceden en gran medida de el y son un subproducto hecho herramienta electoral.

Y ahora, cinco años después, nos encontramos ante la posibilidad de ganar las últimas instituciones que nos quedan por conquistar para poder cambiar la sociedad y dar respuesta a esas reivindicaciones que desde el 15M se hacían. La mayor parte de ellas están recogidas en el programa de 50 puntos acordado para formar la coalición Unidos Podemos. Estamos a un paso para hacerlas realidad. ¿Os imagináis poder nombrar a Ada Colau Ministra de vivienda? Para ello solo tenemos que ganar estas elecciones en las que nos jugamos tanto. ¿Creéis que no se puede?

Yo digo que… SI SE PUEDE! SI SE PUEDE!…

Tor mundo e güeno

Hola amigos, tras un mes ajetreado de búsqueda de nuevo destino y proyectos varios en los que estoy participando, estoy de nuevo aquí para ofreceros una nueva entrega de las aventuras de este CSSamurai.

En primar lugar quería daros a todos y cada uno de vosotros las gracias por la aunténtica avalancha de ofrecimientos de todo tipo, posibles curros, contactos, proyectos en modo freelance y otras colaboraciones. Y esto no hace más que demostrar mi convencimiento que todo el tor mundo e güeno hasta que no se demuestre lo contrario y que las excepciones, no hacen sino confirmar la regla. Pero este es otro tema que dará para un nuevo post.
Como os decía, tal ha sido la avalancha, que por momentos me he visto desbordado y me ha sido muy difícil atender a todos con la atención que merecían.

La avalancha de curro freelance tampoco ha sido “moco de pavo”, y he tenido que lidiar con proyectos web y de identidad corporativa, sacando horas de donde no las había. Al menos uno de ellos ya ha visto la luz, y espero que haya sido un éxito para los amigos de Salenda, se trata de la gran iniciativa de Escuela de Groovy Bootcamp 2013, de la que he disfrutado un montón diseñando el logo, folleto y landing page. Y es que cuando trabajas con la libertad y confianza que me ha dado Álvaro Sanchez, al final se nota en el resultado.

Bueno, y para no desviar el tiro de este post, ya que me estoy “yendo por los cerros de Irlanda”, os hablaré de como ha sido el proceso de búsqueda de empleo, entrevistas, etc. Porque es que ya no me acordaba de la cantidad de curro que da la búsqueda de curro. Y la ansiedad que sientes cuando pasan los días y ni atas ni desatas.

El caso es que como os conté, decidí regresar un mes mas a Dublin a intentar encontrar trabajo allí o Londres en su defecto. Aunque por comodidad de no tener que mover la casa de nuevo, preferia Dublin, las cosas como son. España no me lo planteaba por el momento.

Poco a poco comencé a tener entrevistas. La primeras en Dublin realizadas por recruiters profesionales, para luego ya pasar a hacer un par de entrevistas directamente en empresa. También tuve un par de entrevistas por Skype con startups de Londres, Berlin y España.

La verdad es que en las entrevistas me fuí encontrando mucho más comodo y suelto con el inglés de lo que esperaba. A ver, con mis limitaciones e incorrecciones (inglés de Tarzán) a la hora de expresarme pero suelto, desenvuelto y cómodo. Creo que mi CV, porfolio y sobre todo ser esa especie de mix entre diseñador y front developer (CSSamurai), causaban gran interés, pero era evidente que mi nivel de inglés representaba un lastre en algunos casos.

Pero poco a poco van pasando los días y nada se va concretando (a excepción del gran interés puesto en mi por los chicos de Plastic SCM, Codice Software). A esto añadimos una noticia inesperada a nivel familiar (nada grave, pero si serio), cambiando por completo el panorama y haciéndome recolocar las piezas y pensar que va a ser mucho mejor trabajar en España, cerca de los míos. pasan unos pocos días y se materializan tres ofertas más, que junto a la de Plastic SCM, hacen que mi baraja de opciones sea la siguiente:

Sum Up me ofrece un puesto muy interesante y con un salario muy bueno, en una startup pujante, pero en su sede de Berlin, lo cual no me encaja mucho, ya que lo que me faltaba a mi, tener que aprender ahora Alemán.

Globoforce, con sede en Dublin, proyecto interesante y empresa muy gorda, pero el salario no entra dentro de lo que yo necesito para vivir en Dublin y mantener mi casa en España.

MyBuilder.com, startup con sede en Londres, proyecto muy interesante, gran interés en mi, pero la primera oferta económica me parece un pelín baja para poder vivir en Londres. Me proponen hacer una entrevista face to face y día de prueba allí con ellos y si lo demuestro, están dispuestos a pagarme más de lo inicialmente hablado.

Plastic SCM, Startup española con sedes en Valladolid y San Francisco. Desarrollan un producto muy interesante, me ofrecen trabajar en remoto desde mi casa. El salario me lo pongo yo, y no les pido más que lo mismo que estaba ganando en España antes de mi aventura Dublinesa, ni más ni menos, ni menos ni más.

Con todo esto toca tomar ya una decisión, ya que nos acercábamos al final de mes, mi familia iba a llegar el 24 a Dublin a pasar cuatro días de turismo, y una de dos, o me quedo definitivamente en Dublin (o Londres) o regreso a casa con ellas definitivamente.

And the winner is: Plastic SCM. Y eso que los de MyBuider, Londres, han estado hasta hoy mismo insistiendo en que viajara a Londres a conocer su empresa y trabajar con ellos un par de días pagándome incluso el viaje, hotel, etc. Pero es que al final han pesado dos factores principalmente:

  • El gran cariño y empeño que Pablo Santos pone en mi contratación, las facilidades mostradas y el proyecto en sí, el cual me han vendido muy bien. Mi palabra ya estaba dada desde hace unos días y no me parecía ético dar marcha atrás.
  • La cuestión familiar. El poder estar cerca de mis hijas, especialmente la mayor, en los próximos meses no tiene precio.

Por todo ello, al final me incorporaré al equipo de Plastic SCM el próximo lunes 4 de febrero en su sede de Boecillo, Valladolid. Trabajaré allí codo con codo con ellos, especialmente con Pablo, durante cuatro semanas, para habituarme a la empresa y hacer un poquito de “team buiding” y luego a trabajar desde casita.

No puedo cerrar este post sin dar las gracias a todos de nuevo y muy especialmente a:

  • Jaime Buelta, que me proporcionó varios contactos en Dublin que dieron fruto a sendas entrevistas, entre ellas las de Sum Up y Globoforce. Y todo esto sin conocernos previamente en persona.
  • Teresa Oliver, que me proporcionó el Tweet donde comunicaban la oferta de Plastic SCM.
  • Elena Madrigal, que me avisó de una interesante oferta en Nokia donde ella trabaja, pero que al final no pude aprovechar, porque a lo que tuve convenientemente actualizado mi portfolio, ya habían retirado la oferta.
  • Y una vez más a Victor Martínez mi excompi en Homestays Manager al que voy a echar muuucho de menos.

Por último no puedo negar, que me da un poco de penita, dejar Dublin ciudad a la que siempre voy a llevar en el corazoncito por lo bien que me ha tratado. Creo que en unas semanas esto dará pie a un nuevo post “Morriña irlandesa”.

Así que, amigos, a partir de ahora, ya que este post lo escribo desde Zaragoza, voy a estar una temporadita larga al menos por aquí dando un poco de mal a la comunidad cachirulera… 🙂

 

Cheers for Apocalypses with my friend the landlord

Ese apocalípsis que te llega tres días antes

Bueno amigos, por medio de este post pretendo dar por inaugurado este nuevo Blog CSSamurai. ¿Nuevo? !Sí ya tenía uno en mi portfolio, y casi sin usar!
Pues sí, he decidido sacarlo fuera y que cobre vida propia.
¿Y para qué narices necesita el mundo otro blog? Pues no tengo ni la menor idea, pero siento que yo sí lo necesito. Necesito un instrumento con el cual poder expresar y comunicar mis ideas. O sea que en realidad lo creo para mí, pero si alguien me lee y le sirve, pues mucho mejor.

¿Y qué tiene esto que ver con el título? A continuación os desvelo el enigma de mi “particular apocalipsis”:

El notición que os había prometido. Me han despedido. Sí sí como suena, D E S P E D I D O. Ah no perdón, en inglés, “fired”. Ojiplático me quedé yo ayer cuando me lo comunicaron. ¿Como? ¿A mí? No puede ser, esto nunca me ha pasado a mi. Oye que en España el día de los inocentes es el 28. ¿que pasa que aquí en Irlanda es el 18?.
No, no era broma. Al “gran” aaromnido, al “estupendo” CSSamurai, al “awsomico” Fernando Val. ! Pero si es la primera vez que me despiden de una empresa! No se me está mal, por las veces que las he dejado yo a ellas. Y es que una cura de humildad no viene mal de cuando en cuando.
¿Motivo? Pues sencillamente que no he alcanzado el nivel de inglés que esperaban que alcanzara para este momento. Y razón no les falta, la verdad. Y es que amigos hay que reconocerlo, o soy un auténtico tarugo para el inglés, o soy ya algo mayor para aprenderlo, o ambas cosas. Así que el viernes me marcharé sin armar mucho ruido y diciendo “See you later” que para eso si me alcanza.

A partir de ahora no se que voy a hacer con mi vida profesional, me tomo las navidades para pensarlo junto a Marta, a la que tengo que agradecer todo su cariño y apoyo. Aunque por cierto, si alguien sabe de algún puesto o tiene un proyecto interesante, full time, freelance, media jornada. Estoy abierto a sugerencias.

Y bueno, se que muchos de vosotros pensaréis: Este tío está loco, como se pone a publicar a los cuatro vientos que le han despedido. Esas cosas solo se cuentan a la familia y a ser posible ni aún eso.
Pues no señor, no estoy de acuerdo. De hecho, siguiendo la corriente de transparencia que el amigo David Bonilla inspira, creo que las cosas hay que decirlas claras. Y no, no es ninguna vergüenza que te despidan de un sitio, igual que no lo es para una empresa que un trabajador se marche. Esto es como un matrimonio, si una de las partes no está a gusto, mejor no seguir. Y qué mejor que darle un ligero toque irónico asociado a la idea del Apocalipsis de estas fechas.

Tampoco hay que enfadarse con la empresa que te echa, y más si lo hace en unas condiciones razonables y los motivos son entendibles. Es más, en mi caso, le doy las gracias a Homestays Technologies por la oportunidad que me brindó y por la experiencia tan valiosa que me llevo. Por los compañeros tan maravillosos que he conocido y que me han demostrado su cariño hasta hace cinco minutos y supongo que mañana continuarán; Deirdre, Grainne, Yvone, Debbie, Eric, Frank y Especialmente ese equipo de Cracks de Ruby on Rails con los que he podido trabajar y aprender codo con codo, Víctor (un amigo asturiano para toda la vida), David, Luca, Piotr, Marco y Paolo.

Hasta tengo que dar las gracias a mi landlord, Colm Daly, que a los cuarenta minutos de recibir mi SMS notificando mi marcha del apartamento, se presentó en casa con una caja de cervezas para brindar y darme ánimos.

Bueno, ahora vendrían los consejos, pero como no me gusta dar consejos, os voy a dar “no consejos” que se podrían extraer de mi experiencia:

Primero, Si tu inglés no es muy bueno y te ofrecen un puesto fuera, ni se te ocurra. Falso, seguro que eres menos ceporro que yo y acabas cogiendo el nivel necesario. Y si no lo consigues las experiencia lo merece.

Segundo, Si no te aseguran que el puesto es indefinido pase lo que pase, ni se te ocurra. Falso, confía en la gente, porque cada vez hay menos cosas seguras, y la confianza genera confianza.

Tercero, Cuando te despiden te tienes que enfadar, tienes que protestar, tienes que reclamar lo que te pertenece y lo que no te pertenece que para eso te despiden y por supuesto marcharte de un portazo. Falso, cuando te marches, tienes que hacerlo del mismo modo que cuando entraste o mejor, porque dejas atrás un puñado de amigos. Se amable, informate de todo para que no te la claven, pero se amable, y el universo te lo recompensará. El universo siempre recompensa la actitud correcta. Y sobre todo se igual de profesional o más que el primer día. haz que al menos se planteen si no ha sido un error dejarte marchar. Quien sabe, quizás algún día vuelvas por la puerta grande. Y por último voy a citar a mi cuñado José Miguel, que de estas tiene muchas: “Ve cagando margaritas por donde pases”.

Y como colofón, quedáis avisados de que en próximas días os iré contando por entregas la experiencia de un Cachirulero en Dublin. Pero eso como dice el amigo Bonilla, será otra historia.

 

Gota extra: Que algunos compañeros y compañeras, incluido el jefe se despidan de tí, rojos como tomates, llorando como magdalenos, y que tenga que ser el que se marcha quien les consuele, es duro de pelotas… 🙁

Gota de humor extra: Momento de despedida.

Entrega de placa y arma

Entrega de placa y arma