Archivo por meses: Mayo 2016

El legado del 15M

Hoy se cumplen cinco años del ya mítico 15M. Comenzó siendo un día como cualquiera otro, para pasar a ser un de los días que han marcado la historia de este país.

No debe ser hoy un día de celebraciones o de efemérides, sino un día de reivindicación y de lucha. Dado que casi nada de lo que allí se demandaba se ha alcanzado aún.

Recuerdo perfectamente, como los acontecimientos se desencadenaban a toda velocidad a golpe de Tweet. Como los mass media autóctonos decidieron obviarlo durante los primeros días, mientras medios de todo el mundo asombrados,comenzaban a hacerse eco de la #SpanishRevolution Recuerdo como nuestra prensa y sus tertulianos primero ridiculizaban en un principio el fenómeno, para finalmente atacarlo.  “perroflautas”, “antisistema”. En realidad no entendían nada y siguen sin entenderlo.

No entendieron que aquello significaba una auténtica revolución pacífica que dió la vuelta al mundo, y que en buena parte es responsable de movimientos como Occupy Wall Street, y el actual “mayo francés” Nuit debout. No entendieron que la gente estaba harta de unas élites y unos políticos cleptómanos que no les representaban. “Que no, que no, que no nos representan”. No entendieron que aquellas reclamaciones no tenían nada de utópicas y si mucho de sentido común y de ético.

El 15M supuso mi renacer al activismo político y una segunda juventud de ilusión y de ganas de luchar por mi país. Fue para mi una escuela de democracia real y el principio de un camino en el que he ido encontrando a otros compañeros de viaje con los que compartir momentos de trabajo y lucha. Participé todo lo que mis obligaciones laborales y de padre me permitieron. Pero durante días desplazándome desde La Muela hasta la Plaza del Pilar de Zaragoza a participar en los apasionantes debates que se abrían, Incluso recuerdo los fines de semana, paseando con mi familia y tomando contacto con todos aquellos jóvenes que allí acampaban y que tanto nos estaban enseñando de política con mayúsculas. Entonces comprendí que un país con esta juventud, tiene un futuro impresionante.

Recuerdo que Cayo Lara trató de acercarse a este movimiento. No voy a entrar a valorar si lo hizo por interés partidista o simplemente por sentido común. Pero si recuerdo que allí estaba un joven Alberto Garzón, que por aquel entonces no era nadie en IU. Un tal Miguel Urbán y un desconocido Pablo Iglesias, al que luego seguí en su programa La Tuerka de Tele K y en Territorio Apache de Hispan TV.

También recuerdo una manifestación en la que un buen amigo común me presentó a Pablo Echenique, que por aquel entonces era un Científico autodenominado retrón, que escribía en un blog con gran dosis de ironía, cosas como “Ser retrón es una putada, pero si no tienes pasta es mucho mayor”

Poco a poco pareciera que la explosión y el empuje de los primeros días, las primeras semanas iba remitiendo. Se acuñó aquello de “Vamos despacio porque vamos lejos”. Y el debate se fue trasladando a espacios menores y más descentralizados. Aparecieron las “plazas” de barrio, de pueblo. Ágoras donde intercambiar ideas y opiniones con nuestros vecinos. Pasados ya unos meses parecía que aquello se desvanecía y que no había servido de gran cosa. Parecía que el régimen había ganado.

Pero en realidad el 15M había sembrado la semilla. En realidad el 15M vino para quedarse y nos dejó un gran legado:

  • Para empezar, nos despertó a un gran número de ciudadanos al activismo político descubriendo la verdadera belleza de la política de verdad. Que a partir de entonces ya no nos conformaríamos con una pseudo democracia de perfil bajo. Nos abrió a conceptos como Democracia radical, Democracia líquida, etc. Y que “o la política la haces tú, o vienen y te la hacen”.
  • Nos trajo la cultura de plaza, del debate respetuoso, del consenso, etc.
  • Nos dejó un decálogo de demandas, que a día de hoy siguen sin cumplirse:
    1. Cambio en la Ley electoral.
    2. Vivienda: Dación en pago.
    3. Sanidad pública, gratuita y universal y refuerzo de una educación pública y laica.
    4. Reforma fiscal.
    5. Eliminación de los privilegios de la clase política.
    6. Verdadera protección de las condiciones laborales.
    7. Listas libres de imputados, transparencia de las cuentas y financiación de los partidos.
    8. Desvinculación entre Iglesia y Estado.
    9. Cierre de las nucleares y promoción de las renovables.
    10. Recuperación de las empresas públicas privatizadas

“Si no os gusta el sistema, cread un partido y presentaos a las elecciones”.

Pues bien, en enero de 2014 se inició la andadura de Podemos, que a mi modo de ver bebía mucho de las fuentes del 15M. Movimiento asambleario que recuperó una vez más las plazas para el debate.

Llegaron las elecciones europeas y cinco de los nuestros, de esos que habían estado en las plazas del 15M se colaron en el sistema y fueron al Parlamento Europeo.

Luego vinieron las elecciones andaluzas y luego las autonómicas. Y de nuevo nuestros compañeros de ágora, se colaron en las instituciones. El caballo de Troya ya estaba dentro para quedarse.

En las autonómicas de 2015, se acudió con Candidaturas de Unidad Popular con diferentes denominaciones, Ganemos.., Ganar.., Ahora.. pero todas ellas tenían en común  mujeres y hombres salidos de las plazas. Se ganó en Madrid, Zaragoza, Barcelona, Cadiz, Santiago, A Coruña, Valladolid, etc.  Y finalmente, pudimos escuchar en numerosos plenos de investidura aquello de “¡Que si, que si, que si nos representan!”

No digo con esto que Podemos, IU, Equo, las Mareas y las Candidaturas municipalistas de unidad popular sean el 15M. No, no los son. Pero salvo IU, el resto proceden en gran medida de el y son un subproducto hecho herramienta electoral.

Y ahora, cinco años después, nos encontramos ante la posibilidad de ganar las últimas instituciones que nos quedan por conquistar para poder cambiar la sociedad y dar respuesta a esas reivindicaciones que desde el 15M se hacían. La mayor parte de ellas están recogidas en el programa de 50 puntos acordado para formar la coalición Unidos Podemos. Estamos a un paso para hacerlas realidad. ¿Os imagináis poder nombrar a Ada Colau Ministra de vivienda? Para ello solo tenemos que ganar estas elecciones en las que nos jugamos tanto. ¿Creéis que no se puede?

Yo digo que… SI SE PUEDE! SI SE PUEDE!…

Pase lo que pase ya hemos ganado, jaque mate

Admito ser un jugador de ajedrez del montón, pero aparte de un estupendo deporte intelectual, siempre me ha parecido una gran metáfora de las situaciones de la vida que implican el uso de la estrategia, como la guerra, las relaciones internacionales y la política.

Por poner un ejemplo, no puedo dejar de imaginar a Putin como un magnifico campeón de ajedrez que no cesa de dar una lección tras otra a otro campeón en horas bajas como es la actual administración Obama.

Sin ir más lejos recuperó para Rusia la península de Crimea sin un solo tiro. Ha jugado al gato y al ratón en el conflicto Ucraniano sin llegar a desencadenar un conflicto mundial. Frenó en seco y por medio de la diplomacia, en Agosto de 2015 el inminente bombardeo e invasión de Siria por parte de EEUU. En la misma Siria, se ha movido como pez en el agua y cuando llegó el momento más tenso, anunció una “retirada parcial” que frenó la escalada del conflicto a niveles de posible guerra mundial. Es decir, yo veo detrás de todos estos acontecimientos, una serie de jugadas maestras, donde está consiguiendo, en inferioridad frente a EEUU y la OTAN, defender sus intereses sin llegar al conflicto directo. Y pareciera, como si partida tras partida, fuera capaz de inclinar el campeonato de su lado.

Pues bien, desconozco si en las cabezas pensantes que lideran hoy en día la izquierda de este país, se juega del mismo modo, consciente o inconscientemente una partida de ajedrez contra las oligarquías. Pero no puedo dejar de ver un tablero de sesenta y cuatro casillas con piezas blancas y negras evolucionando en el.

Y en estos últimos días he llegado a la conclusión de que el aspirante “Unidos Podemos”, tras las tablas de la anterior partida, está ante la posibilidad de ganar.

De hecho, yo diría que ya ha ganado. Ahora mismo nos encontramos ante una jugada de cierre, dado que en el siguiente movimiento, se va a producir o bien un “jaque” o bien un “jaque mate”.

Explicaré la situación de la partida:

Escenario “Enroque” o de Gran coalición

El “alfil” PSOE acude en ayuda del rey (“El regimen) para hacer el enroque, quedando esa pieza fijada el resto de la partida.

La troika vendrá con sus 20.000 millones de recortes pendientes, control del deficit y nuevas “reformas del mercado laboral”.

El PSOE en esta jugada se sacrifica (Pasokización), ya que tras estos acuerdos quedará descartado como partido de izquierdas y quedará abocado a la irrelevancia. El rey quedará al descubierto y la jugada será de jaque.

En las siguientes elecciones, se producirá el verdadero jaque mate, ya que PSOE quedará reducido a la irrelevancia y el voto útil claro de la izquierda lo recogerá la coalición Unidos Podemos. Mientras que el PP verá imposible mantener su posición debido al desgaste parlamentario al que se habrá visto sometido, donde por fin una oposición de verdad le sacará todas sus vergüenzas.

Habrá que tener también en cuenta un factor demográfico, ya que cada cuatro años fallecen 800.000 ancianos, grupo de edad votante mayoritario del PP y se incorporan (800.000) nuevos jóvenes votantes, mayoritariamente votantes de Podemos e IU.

En este escenario por tanto no es difícil pensar en un resultado de mayoría absoluta para el frente de izquierdas.

Escenario “Muerte súbita”

Si el régimen comete algún error y Unidos Podemos, juega con astucia sus bazas, podríamos estar ante un jaque mate inesperado. Podría saltar la sorpresa y ganar las elecciones. Difícil pero no imposible. Hay que tener en cuenta que ambos partidos se manejan como pez en el agua dentro de las campañas electorales modernas, con gran capacidad de movilización de sus bases y  que en una campaña austera van a tener cierta ventaja. No olvidemos tampoco el efecto “Remontada” de Podemos en casi todas las campañas a las que se ha enfrentado.

Cabe una variante del primer escenario, que lo cambiaría por completo, llevando la jugada hacia el jaque mate súbito sin necesidad de esperar a nuevas elecciones.

Es algo que en ajedrez no existe, e incluso en la política real lo veo complicado pero no descartable. La única baza de supervivencia que le queda al PSOE, es cambiar de color. Pasar de alfil negro a dama blanca y por lo tanto sumarse a la coalición de izquierdas apoyando un gobierno presidido por Pablo Iglesias. Pero para ello, tendrían que dar un tremendo golpe de timón y deshacerse del lastre derechizador de los aparatos y barones del partido. Dando paso a caras nuevas provenientes del ala más auténticamente socialista.

Como podemos observar, en todos los escenarios el régimen oligárquico y cleptómano tiene los días contados, hablamos de meses o de cuatro años en el peor de los casos.

Por todo ello, mantengo que, pase lo que pase Ya hemos ganado!

Y vosotros, ¿qué opináis?

#unidos-podemos

Carta abierta a mis familiares, amigos y camaradas: “Unidos Podemos” – Por qué vuelvo a Podemos?

No cabe duda que nos hallamos ante un momento crucial de la historia de este país y de nuestras vidas. La repetición de las elecciones o segunda vuelta, según se quiera ver, representan desde mi punto de vista una nueva oportunidad para ganar la última institución democrática que se nos antepone, en pos de la transformación el estado. Parece como si los vientos de la historia estuvieran soplando en esa dirección. No en vano, el surgimiento del 15M francés  “La nuit debout”, el fenómeno Bernie Sanders en los EEUU, o Jeremy Corbin en Gran Bretaña así lo están poniendo de manifiesto.

Poco a poco se va conformando un contrapoder que acabará oponiéndose al poder de las élites, tanto en el estado Español, como a nivel global.

Antes de entrar en el tema que quiero exponer hoy, debo hacer una aclaración para todos aquellos que no me conozcan personalmente y que ponga en contexto todo lo que voy a explicar y la decision tomada.

Me defino ideológicamente de izquierdas, socialista en términos marxistas, no de PsoE. Y a la vez pleno defensor de los planteamientos de Democracia Radical frente a los sistemas de representatividad, a los que mal llamamos democráticos. Es decir, creo y aspiro a que seamos el conjunto de los ciudadanos los que tomemos las decisiones importantes de nuestro país y no estén delegadas, como ocurre actualmente. Esto pasa sin ir más lejos, en un país tan “bolchevique” como Suiza.

Una vez aclarado esto, y de nuevo para los que no estéis al tanto de mi trayectoria política, os cuento que participé casi desde los inicios en la creación de Podemos, dado que Podemos como concepto, representaba en gran medida todo aquello que defiendo. Y tras unos meses que parecían años, acabé siendo elegido en primarias como miembro del Consejo Ciudadano de Aragón dentro de la lista de Pablo Echenique.

Tras unos meses trabajando en el seno del CCA, en julio de 2015, tomé la decisión de dimitir del CCA y abandonar Podemos por diferentes cuestiones ideológicas que explicaré muy brevemente. Debo aclarar, que lo hice sin hacer ruido. Sin aspavientos y tratando de no dañar en la medida de lo posible a un movimiento al que tanto trabajo le había dedicado y en el que quedaban muchos compañeros por los que siento un profundo respeto.

Como ha explicado Echenique en estos días, sentí que Podemos tiró tanto del carro, en pos de convertirse en una “maquinaria de guerra electoral”, a mi modo de ver de un modo equivocado, y donde muchos quedamos atrás.

Los motivos principales de mi salida fueron:

  • Una deriva que nos alejaba de la calle y de la gente. Nos alejaba de planteamientos de democracia directa. Y una verticalización de la toma de decisiones, a mi modo de ver, excesiva.
  • Un vaciado de contenido y de funciones de los círculos, con la consiguiente pérdida de valiosos compañeros por el camino.
  • El habernos dotado de un modelo organizativo y de unos sistemas de primarias con listas plancha, propició el enrarecimiento del ambiente y una pérdida del espíritu de camaradería que nos caracterizaba al principio.
  • En definitiva, me veía incapaz de defender afuera, lo que a mi modo de ver no estábamos haciendo adentro.

Aún así y todo, mi coincidencia a nivel ideológico y de programa seguía siendo muy alta.

Participé casi desde los inicios en el movimiento para la confluencia, Ahora en Común, que luego derivó a la candidatura Unidad Popular. Candidatura por la que trabajé y apoyé en los comicios del 20D. Y en la que no dejé de llamar compañeros tanto a los integrantes de Izquierda Unida, Chunta Aragonesista como de Podemos.

Confluencia, que dicho sea de paso, no conseguimos en aquel momento que fuera plena, ya que como dice el gran Julio Anguita, “Entre todos la mataron y ella sola se murió”. Así que dado que estamos a punto de alcanzar esa confluencia en una segunda oportunidad, no es momento de hablar de culpables, sino de sumar.

Después he seguido colaborando y apoyando en la medida de mis posibilidades a los compañeros de Ganar La Muela y al equipo de gobierno municipal de La Muela (Chunta Aragonesista + Ganar La Muela + PSOE). Quiero decir con esto, que a pesar de dejar la “política activa” en Podemos, he continuado en la lucha del activismo de un modo u otro.

Mucho ha llovido desde mi marcha de Podemos, aunque en realidad tampoco ha pasado tanto tiempo, pero reconozco que he cambiado, que creo haber madurado políticamente y que quizás me precipité y no tuve la paciencia suficiente. Admito haber cambiado de opinión respecto a Podemos y creo que Podemos también ha cambiado y sigue cambiando en la dirección que muchos deseábamos:

  • Valoro muy positivamente todo el trabajo político que los compañeros Podemos está realizando en las Cortes de Aragón.
  • Valoro enormemente y he de reconocer que ha superado mis expectativas el trabajo realizado por los compañeros diputados de Podemos a nivel estatal en el Congreso de los Diputados. Me ha parecido una corta aunque intensa labor de oposición y en la que he sentido, “que si nos representan”. Así como valoro que se hayan mantenido firmes a nuestras convicciones y no hayan cedido a las presiones de pactar a cualquier precio.
  • Me llena de orgullo, ver al compañero y Diputado Pedro Arrojo, rendir cuentas a la ciudadanía aragonesa a nivel de calle, a nivel de plaza mejor dicho. Pedro, “tu sí nos representas”.
  • Por no hablar de los compañeros Eurodiputados, Miguel Urban y Lola Sanchez por nombra algunos, que se han batido el cobre luchando contra el TTIP y defendiendo a las víctimas del desastre y vergüenza humanitaria de los refugiados de Siria.
  • Reconozco que el proceso emprendido por Echenique como Secretario de Organización y parece que apoyado por Pablo Iglesias nos va a devolver a la senda perdida de la participación y la horizontalidad. Si se acaba cumpliendo lo que expone Echenique en el documento “#operacion-atarse-los-cordones” que presentó al Consejo Ciudadano Estatal, se va por el buen camino.

A este acercamiento entre Podemos y mis planteamientos se ha venido a sumar la chispa o detonante de que por fin parece que va a reinar la cordura, la sensatez y vamos a ver una coalición electoral que represente a los de abajo y que asuste a los de arriba, a las élites del IBEX-35.

Por fin, a muchos de nosotros no nos van a obligar a votar con el corazón partido y todos nuestros votos van a sumar escaños, dándonos la posibilidad de superar al PP de los “casos aislados de corrupción” y siervo fiel de la Troika.

Esto nos va a conducir a una campaña electoral en la que todos hacemos falta, IU, Podemos, Equo, Las Mareas, Compromis, Partido Animalista, espero y deseo que Chunta Aragonesista, movimientos sociales, etc. También todos los independientes, ex-podemitas, todos en definitiva. Hacen falta muchas manos y muchas cabezas. La ocasión es muy ilusionante, esperanzadora y lo merece.

Por todo esto, comunico, que vuelvo a ser militante de Podemos, vuelvo a casa, pero eso sí como militante de base, como infantería. Vuelvo, como Adrián Tello, Alcalde de La Muela, por Chunta Aragonesista suele decir, “a pico y pala”.

Por todo ello, estoy para lo que mis compañeros del Círculo de La Muela y de Podemos Aragón me necesiten.

UNIDOS PODEMOS!!!

#unidos-podemos